Escuela de Música

Objetivos.

Fomentar la afición por la música como fenómeno artístico y medio de comunicación personal.
Fomentar desde la infancia el conocimiento y apreciación de la música y aten¬der su amplia demanda social.
También persigue proporcionar a los alumnos el desarrollo de las destrezas técnicas y las capacidades expresivas necesarias para la práctica instrumental.
Participación en actividades de conjunto (orquesta, grupos de cámara, conjuntos, etc.), con la finalidad de que el alumno encuentre en la música una gran fuente de disfrute y satisfacción.

Profesores Responsables de la actividad:
Don Jesús Lucerón y doña Mónica Órtiz.
Profesor Responsable de Violín: Don Moises Gómez.
Web: http://violindemoi.jimdo.com/

Descripción

Música y Movimiento. Iniciación

Dirigido única y exclusivamente a alumnos de entre 3-6 años. Antes del inicio de la práctica instrumental o simultáneamente; con el objeto de descubrir las capacidades expresivas, musicales y motrices que permitan posteriormente la elección de un instrumento y la práctica musical.
  •  La voz en su doble vertiente de lenguaje y canto.
  •  La representación gráfica no convencional como iniciación a la lectura y a la escritura.
  •  La percepción auditiva.
  •  La formación rítmica por medio de instrumentos elementales.
  •  El movimiento en relación con el conocimiento del propio cuerpo y los elementos del lenguaje musical.

Ámbito de la práctica instrumental

  •  Guitarra clásica.
  •  Guitarra eléctrica.
  •  Piano.
  •  Órgano.
  •  Adquirir las destrezas técnicas y capacidades expresivas necesarias para la práctica interpretativa individual y en grupo.
  •  Cultivar la afición por la música como fenómeno artístico y medio de comunicación personal.
  •  Promover la creación de agrupaciones instrumentales diversas.

Violín Método Suzuki

  •  Nos habla de que el aprendizaje es como “la lengua materna”, el niño mediante la escucha constante de las palabras aprende la lengua, del mismo modo lo puede hacer con el conocimiento de cualquier otra cosa, en este caso con la música, de forma auditiva y repitiendo con insistencia.
  •  El diseño del método es totalmente progresivo, teniendo en su inicio unas construcciones rítmicas basadas en fórmulas barrocas, que presentadas en las “variaciones” son de asimilación rápida y sencilla, son juegos de ritmos y palabras que van trascurriendo a lo largo de todo el libro.
  •  Como muchas cosas en la vida los comienzos son lo más difícil y al mismo tiempo forman la base de lo que posteriormente vamos a realizar, por lo que las “variaciones” son parte muy clave de esta iniciación e incluso en todo el primer volumen.
  •  Se pretende desde un principio hacer música (sin trabas en el solfeo) de forma desenfadada pero correcta, manejando unos términos que aunque no son musicales, describen con claridad lo que nosotros pretendemos hacer.  Todo ello ha sido pensado y aplicado para que los niños puedan entender con pocas palabras y de forma descriptiva, daremos unos ejemplos: columpio, sombrilla, conejito, etc…
  •  Suzuki nos pide que la asimilación del método la llevemos de forma diaria y repetitiva aunque el niño sea muy pequeño. El mayor esfuerzo han de hacerlo los padres, ya que son los más cercanos educadores, que les enseñan a ser personas. A su lado tienen a quien imitar y copiar, por ello los hijos son un reflejo de los padres o de las motivaciones que estos procuran a su hijo.
  •  Cuanto antes mostremos al niño (recién nacido) el método, antes se puede encauzar el gusto por la música. Suzuki dice que incluso desde el vientre de la madre.
  •  Ahora si combinamos el método y la filosofía esto nos llevará a la música por el “amor y la dedicación”.